Turismo
El   municipio   mexiquense   de   Amecameca   está   situado   en   las   faldas   de   la   Sierra   Nevada,   dentro   de   la   provincia   del   eje volcánico y en la cuenca del río Moctezuma-Pánuco. El   encanto   de   sus   tierras   tiene   el   origen   en   su   orgulloso   pasado   prehispánico   y   colonial.   Adentrarse   en   sus   increíbles paisajes   nevados,   disfrutar   a   cada   paso   su   arquitectura   y   sentir   la   energía   que   despiden   sus   dos   imponentes volcanes, es una experiencia que no debes dejar pasar. La   palabra   Amecameca,   que   originalmente   fue   Amaquemecan,   proviene   del   idioma   náhuatl   o   mexica.   Sus   raíces   son los   vocablos   amatl,   que   quiere   decir   papel;   queme,   que   significa   señalar   o   indicar   y   can   que   se   traduce   como   lugar. Por lo tanto, Amaquemecan significa “el lugar donde los papeles señalan o indican”. Amecameca   fue   incluido   en   2010   al   programa   Pueblos   con   Encanto   del   Bicentenario,   el   cual   celebra   la   revaloración de los atributos, la recuperación de paisajes, el rescate de la historia, la cultura y la mexicanidad. Se   encuentra   a   57   kilómetros   al   Suroeste   del   Distrito   Federal,   sobre   la   porción   oriente   del   Estado   de,   México.   Situado al   pie   de   los   volcanes   Popocatépetl   e   Iztaccíhuatl,   este   municipio   fue   en   la   época   prehispánica   un   importante   centro ceremonial   del   mundo   indígena,   y   durante   la   época   colonial   fue   lugar   de   retiro   de   Fray   Martín   de   Valencia,   primer franciscano que encabezó la evangelización de la Nueva España en 1524. Desde   su   origen   fue   un   lugar   muy   interesante,   su   cercanía   con   la   Ciudad   de   México,   sus   destacados   centros   políticos, su importancia como paso de viajeros y su comercio lo volvieron importante. Amecameca    vivió    un    desarrollo    industrial    importante    durante    la    colonización,    al    instalarse    fábricas    de    telas    de algodón,   cervecerías,   talleres   de   alfarería,   molinos,   aserraderos,   talleres   de   talabartería,   así   como   sitios   para   acuñar monedas de oro, plata y cobre. EL UNIVERSAL Edomex, te recomienda 7 lugares que debes disfrutar cuando visites este hermoso municipio. 1. Templo de la Virgen de la Asunción Con   un   estilo   Dominico,   fue   construida   entre   los   años   1554-1562.   En   su   fachada   se   puede   observar   la   escultura   de   la Virgen   de   la   Asunción,   rodeada   a   sus   pies   por   rostros   de   ángeles.   En   la   cornisa   de   la   ventana,   resalta   su   decoración en forma de gotas. Una   vez   dentro   del   templo,   te   encontrarás   con   un   retablo   neoclásico,   con   la   imagen   de   la   Virgen   de   Guadalupe   y mientras   que   en   uno   de   sus   muros   hay   otro   retablo   barroco   con   imágenes   bíblicas,   que   rodean   unas   clásicas columnas salomónicas. En   el   sagrario   de   este   templo,   destacan   dos   obras   barrocas   con   semejantes   características   al   anterior,   mientras   que existe otra que alude a un cristo de caña. A   un   costado   de   esta   iglesia,   se   localiza   el   claustro   con   bella   arquería   en   dos   niveles,   donde   los   arcos   están   labrados en piedra y decoración vegetal estilizada en el capitel de las columnas. 2. Capilla de la Virgen de Guadalupe Hacia   arriba   del   cerro,   se   encuentra   esta   construcción,   que   es   una   de   las   más   antiguas   del   municipio.   Cuenta   con   una fachada lisa de tres arcos. La   decoración   del   interior   es   muy   singular,   pues   encontrarás   un   retablo   barroco   con   decorado   vegetal.   En   el   atrio existe un panteón del cual aún se pueden ver algunas tumbas y mausoleos muy viejos. 3. Ex Hacienda de Panoaya Sin duda, un lugar lleno de historia, donde además se alberga el Museo Sor Juana Inés de la Cruz. Aun   se   pueden   apreciar   las   habitaciones,   jardín   y   capilla   de   lo   que   alguna   vez   fue   uno   de   los   inmuebles   más importantes de la región. El lugar guarda una interesante colección de pinturas al óleo e inmobiliario de la época. Panoaya   ofrece   a   sus   visitantes   una   gran   variedad   de   diversiones   y   atracciones   en   los   amplios   bosque   que   han   sido acondicionados   para   llevar   a   cabo   actividades   ecoturísticas;   asimismo   cuenta   con   un   vivero   forestal   y   un   área dedicada al plantío de árboles navideños. El   predio   tiene   una   extensa   superficie   que   da   cabida   a   un   zoológico   con   más   de   200   animales,   como:   avestruces, llamas, ciervos, venados, cabras, patos, entre otros. Entre   las   actividades   que   encontrarás   en   este   sitio,   está   la   tirolesa   más   grande   del   país,   con   una   longitud   de   200 metros de largo. Y   para   aquellos   que   buscan   de   la   tranquilidad,   el   humedal   y   el   lago   que   existen   aquí,   son   el   lugar   propicio   para   dejar que el tiempo pase a bordo de una lancha.
Siguiente Siguiente
El   municipio   mexiquense   de   Amecameca   está situado   en   las   faldas   de   la   Sierra   Nevada,   dentro de   la   provincia   del   eje   volcánico   y   en   la   cuenca del río Moctezuma-Pánuco. El   encanto   de   sus   tierras   tiene   el   origen   en   su orgulloso      pasado      prehispánico      y      colonial. Adentrarse   en   sus   increíbles   paisajes   nevados, disfrutar   a   cada   paso   su   arquitectura   y   sentir   la energía     que     despiden     sus     dos     imponentes volcanes,    es    una    experiencia    que    no    debes dejar pasar. La   palabra   Amecameca,   que   originalmente   fue Amaquemecan,   proviene   del   idioma   náhuatl   o mexica.   Sus   raíces   son   los   vocablos   amatl,   que quiere   decir   papel;   queme,   que   significa   señalar o   indicar   y   can   que   se   traduce   como   lugar.   Por lo   tanto,   Amaquemecan   significa   “el   lugar   donde los papeles señalan o indican”. Amecameca   fue   incluido   en   2010   al   programa Pueblos   con   Encanto   del   Bicentenario,   el   cual celebra    la    revaloración    de    los    atributos,    la recuperación    de    paisajes,    el    rescate    de    la historia, la cultura y la mexicanidad. Se   encuentra   a   57   kilómetros   al   Suroeste   del Distrito    Federal,    sobre    la    porción    oriente    del Estado     de,     México.     Situado     al     pie     de     los volcanes     Popocatépetl     e     Iztaccíhuatl,     este municipio    fue    en    la    época    prehispánica    un importante      centro      ceremonial      del      mundo indígena,   y   durante   la   época   colonial   fue   lugar de    retiro    de    Fray    Martín    de    Valencia,    primer franciscano   que   encabezó   la   evangelización   de la Nueva España en 1524. Desde   su   origen   fue   un   lugar   muy   interesante, su    cercanía    con    la    Ciudad    de    México,    sus destacados    centros    políticos,    su    importancia como     paso     de     viajeros     y     su     comercio     lo volvieron importante. Amecameca      vivió      un      desarrollo      industrial importante   durante   la   colonización,   al   instalarse fábricas     de     telas     de     algodón,     cervecerías, talleres     de     alfarería,     molinos,     aserraderos, talleres    de    talabartería,    así    como    sitios    para acuñar monedas de oro, plata y cobre. EL     UNIVERSAL     Edomex,     te     recomienda     7 lugares   que   debes   disfrutar   cuando   visites   este hermoso municipio. 1. Templo de la Virgen de la Asunción Con   un   estilo   Dominico,   fue   construida   entre   los años    1554-1562.    En    su    fachada    se    puede observar     la     escultura     de     la     Virgen     de     la Asunción,    rodeada    a    sus    pies    por    rostros    de ángeles.   En   la   cornisa   de   la   ventana,   resalta   su decoración en forma de gotas. Una   vez   dentro   del   templo,   te   encontrarás   con un    retablo    neoclásico,    con    la    imagen    de    la Virgen   de   Guadalupe   y   mientras   que   en   uno   de sus     muros     hay     otro     retablo     barroco     con imágenes    bíblicas,    que    rodean    unas    clásicas columnas salomónicas. En    el    sagrario    de    este    templo,    destacan    dos obras   barrocas   con   semejantes   características al   anterior,   mientras   que   existe   otra   que   alude   a un cristo de caña. A    un    costado    de    esta    iglesia,    se    localiza    el claustro    con    bella    arquería    en    dos    niveles, donde    los    arcos    están    labrados    en    piedra    y decoración   vegetal   estilizada   en   el   capitel   de   las columnas. 2. Capilla de la Virgen de Guadalupe Hacia     arriba     del     cerro,     se     encuentra     esta construcción,   que   es   una   de   las   más   antiguas del   municipio.   Cuenta   con   una   fachada   lisa   de tres arcos. La   decoración   del   interior   es   muy   singular,   pues encontrarás    un    retablo    barroco    con    decorado vegetal.   En   el   atrio   existe   un   panteón   del   cual aún   se   pueden   ver   algunas   tumbas   y   mausoleos muy viejos. 3. Ex Hacienda de Panoaya Sin    duda,    un    lugar    lleno    de    historia,    donde además   se   alberga   el   Museo   Sor   Juana   Inés   de la Cruz. Aun   se   pueden   apreciar   las   habitaciones,   jardín y   capilla   de   lo   que   alguna   vez   fue   uno   de   los inmuebles   más   importantes   de   la   región.   El   lugar guarda   una   interesante   colección   de   pinturas   al óleo e inmobiliario de la época. Panoaya     ofrece     a     sus     visitantes     una     gran variedad    de    diversiones    y    atracciones    en    los amplios    bosque    que    han    sido    acondicionados para    llevar    a    cabo    actividades    ecoturísticas; asimismo    cuenta    con    un    vivero    forestal    y    un área dedicada al plantío de árboles navideños. El   predio   tiene   una   extensa   superficie   que   da cabida   a   un   zoológico   con   más   de   200   animales, como:    avestruces,    llamas,    ciervos,    venados, cabras, patos, entre otros. Entre   las   actividades   que   encontrarás   en   este sitio,   está   la   tirolesa   más   grande   del   país,   con una longitud de 200 metros de largo. Y   para   aquellos   que   buscan   de   la   tranquilidad,   el humedal   y   el   lago   que   existen   aquí,   son   el   lugar propicio   para   dejar   que   el   tiempo   pase   a   bordo de una lancha.
Turismo Siguiente Siguiente